lunes, 23 de marzo de 2020

Los Viajes de Totoro- Nueva York


Hola! pues acabo de volver de uno de los viajes más deseados y bonitos pero también raros de mi vida ya que me pilló todo el lio del coronavirus en Nueva York y como allí no le daban nada de importancia al asunto pues servidor se daba paseos por Central park mientras en España el Gobierno decretaba el confinamiento :( Mucha gente se ha preocupado y preguntado por mi y mis amiguitos españoles allí. Creo que tuvimos suerte y todo de pasar y disfrutar de la primera semana allí del coronavirus y de hace 25000 pasos diarios de media por que de vuelta no paso de los 150 así que al menos ya hice ejercicio por un tiempo. El regreso fue durillo desde el JFK, pero pudimos cambiar el vuelo y salir en uno de Iberia al que ya llamaban de los repatriados, toda una aventura pero esa ya es otra historia.

La llegada al aerpuerto Kennedy desde Madrid se hace en la T7, una terminal chiquita y muy manejable con sus pros y contras (por que apenas tiene área de servicio) no las conté pero el airport debe tener unas 12 terminales separadas, no 4 arrejuntadas como aquí. Si compras con muchisisima antelación, de la orden de 4 meses antes del viaje, puede salirte un directo I/V con Iberia por menos de 400E por persona (o sea más barato que irte a Berlín). El transporte público funciona (al contrario que en Los ängeles que era mi experiencia USA anterior) muy guay en NY. Así que puedes coger el Air Tren que creo son $5 hasta la estación de Jamaica (en Queens) y a partir de allí metro o si te agibia un poco el primer día descargarte la app de UBER que es muy made in USA y pedir un coche desde la terminal de llegadas. En coche hasta Brooklyn son $40. Te diria que lo mejor es pagarlo todo con tarjeta y llevar un poco de cash desde tú propio banco en España. El euro y el dólar están bastante a la par auqnue en el cambio ganamos una miqueta los europeos. Los conductores de UBER suelen ser latinos o árabes. Los migrantes latinos también acapararn el sector de la hosteleria así que a ratitos hablarás mucho en español.

Me alojé en el sur de Williamburg (en el barrio de Brooklyn, que es un área gigante) en el Pointe Plaza Hotel relación calidad precio más que buena. Las habitaciones son amplias, limpias y tienen baño completo (algo dificil en cualquier hotel similar de Manhattan) Las zonas comunes están peor y aunque ofrece desayuno es un poco de postguerra pero suficiente. Está situado a unos 15 minutos de 2 estaciones de metro ( Hewes Str. que conecta bastante rápido con la City y Av. Flushing para moverte por Brooklyn). El barrio es too much, un locurón por que alberga una de las comunidades de judios ortodoxos más importantes del mundo y son muchas sensaciones al cruzártelos. Siempre de negro, andando muy rectos, pasan de ti, no hay contacto visual. Llevan su Torá bajo el brazo, sombrero de fieltro, elo con tirabuzones, bata de satén negra y los sábados, celebran el sabbat, se ponen una especie de toquillita blanca por encima. Ellas se casa jóvenes, visten todas igual y llevan peluca. Son clones y tienen muchos hijos. Sorprende además en una ciudad tan grande que los niños caminen solos o en grupo con otros niños desde muy pequeños. Tienen sus propias leyes y policia y el servicio de limpiezas pasa poco por sus calles... aunque tenemos en la cabeza lo de "judios ricos que se dedican al oro o las finanzas" estos tienen pocos recursos económicos pero son como un consejo de sabios, trabajan las pobres mujeres y ellos estudian sin parar así que gozan de buena reputación y el Gobierno les cuida. Llegamos además en pleno Purim que es el carnaval judio y montaban unos fiestones bakalas dentro de los autobuses que nos dejaban con la boca abierta.  Por el barrio se mueven en los típicos buses amarillos escolares y tienen pequeños negocios kosher, sobretodo panaderias. Es alucinante verlos simplemente desde la ventana del hotel. No sé como llevaran esto del COVID'19 por que ellos no se vacunan y ya tuvieron el año pasado un movidote con un brote de sarampión por ejemplo. Su barrio está muy delimitado y aunque su centro es la Av. Lee, la paralela que es ya Beldford Avenue te lleva hacia los real hipsters de Williamsburg que toditos hemos visto en las series. Es un cambio brutal. Os diria que por curiosidad y para darte de bruces con una cultura totalmente diferente aunque os alojeis en cualquier otra parte, vayais a hacer una visita a los judios.

Vamos con otras  zonas de Brooklyn, Williamburg y Bushwick son los dos barrios de modernos de Brooklyn y por tanto de Nueva York y por tando del mundo mundial. Hay unos estilismos y unas movidas que sabes que pese a la globalización y que todo se parece, aquí todo también pasa antes y marca tendencia. Si Manhattan cuenta con un recorrido muy a la europea, Brooklyn se asemeja más a lo que yo conocia de LA, es decir grandes espacios, fábricas que ahora son cualquier otra cosa, todo muy grande, muchos mercadillos, los americanos lo venden todo y gentes singulares. Bushwick es algo más barato también para tomar algo y en esta zona hay muchos espacios de arte y bares para sañlir o ver un concierto o una sesión de Dj (como el TBA) Desde Manhattan se llega pronto en metro cruzando el puente de Williamsburg (cuando digo poco, digo unos 20 minutos en tren). En varias zonas pijis de la ciudad véase el Soho, Chelsea y Williamsburg han abierto unas especies de Centros Comerciales arty que son los Artist&Flea Market con tiendas y comida que están bastante bien. No sé si tienen puesto en todos pero en el de Chelsea puedes comer los mejores tacos y quesadillas del mundo en Los Tacos Nº1 a buen precio y lo digo con concoimiento de causa por que estuve en México el año pasado y que me perdonen. Para las noches os recomiendo Brooklyn y para los días, Manhattan que es como estar en un escenario de película todo el rato. Vamos a llegar a la isla caminando desde una de las zonas más bonitas de la ciudad, el barrio de Dumbo en Brooklyn, donde está el maravillosísimo puente de Brooklyn que hay que cruzarlo a pie hasta llegar a la zona sur de Manhattan que es la que se corresponde con Wall Stre. Si has visto "Érase una vez en América" pues te emocionará hacer la foto también desde abajo, entre los edificios y con el puente derás. Pelos de pollo. Ayx! pero antes de abandonar Brooklyn del todo, comentaros sobre una zona pija también allí y preciosa que es la de Prospect Park y Park Slope que tienen unas casas protegidas preciosas. En esta zona están el antiguo estanco que salia en "Smoke" y el cine NITEHAWK que es muy bonito también. Al sur del sur de Brooklyn, casi es pasar el día allí de excursión está el océano y las playas y una frikada maravilla de las maravillas que es el parque de atracciones retro de Coney Island  (Luna Park) lleno de colores y brilli brilli donde harás muchas fotos y puedes comer un perrito en elcásico local de Nathan's que lleva abierta desde 1916. La comida basura es mucha en Nueva York pero de verdad que por poco dinero comes unas pizzas, hamburguesas y perritos y frites para chuparse los dedos y luego ya te gastas los dólares en entrar a los museos o de compras ;) a ver es caro comer y sobretodo beber en esta ciudad pero aprovechando los happy hours para cerves y hasta algún cocktail (de 4 a 7) y además de la fast food (Five Guys tiene hamburguesas muy ricas por poco) puedes comer comida saludable y ya lista en plan catering (ensaladas, thai, supraalimentos etc) en uno de los muchos supers Whole Food Market que pululan por toda la ciudad y cierran tarde y te apañan. Tú te la sirves, la pagas y pillas cubiertos y servis, lo que te haga falta y si hace bueno, vas de picnic, los newyorkinos comen sin prejuicios en todas las plazas y parques o allí mismo tienen comedores muy limpitos y con wifi. Hay en Central Park, Tribeca, Harlem y Williamsburg que yo sepa.
Para una rica hamburguesa, algo más cara que en una franquicia pero en un sitio guays de Manhattan, teneis que ir a la experiencia entre cortinas y dentro de un hotelazo que es Burger Joint  (En la calle Eloy Gonzalo de Madrid hay una réplica). A ver Manhatthan quien no ha visto friends o una peli de Woody Allen o de Spike Lee, La Semilla de Diablo o El Padrino, Cazafantasmas (con el edificio de bomberos de Tribeca que es su ofi) o Desayuno con Diamantes, es que es demasié, una ciudad que no tiene fin... Es muy segura, tan sólo os diria que me dio mal rollo un poco de ChinaTown, Little Italy y hacia el Lower East Side que lo caminamos esto para ver el Anthology Film Archives, por eso de la cinefilia. Como os decia antes una buena entrada es desde Manhattan Sur (el distrito financiero) el de la Bolsa y los hombres de traje que también llegan a sus oficinas en subway (metro jiji). Aquí están los rascacielos más alucinantes y contemporáneos, los edificios más clásicos, el famoso skyline con el Chrysler y El Empire State caen más arriba en el Midtown. Al sur está la zona cero, con los homenajes al trágico atentado al 11S que a nivel aruitectónico es bonito y mola verlo desde la Capilla de Sant Paul- junto a la Iglesia de la Trinidad que tiene visitable también un pequeño cementerio y es uno de los lugares más antiguos de la ciudad. Por aquí está también el City Hall y el distrito de Tribeca que junto con el Village, Chelsea y el Soho, son los más preciosos y carisimos de la ciudad. Esto de los lofts, los famosos, las boutiques y las galerias de arte pues están por aquí. Todas estas zonas están bastante cerca para caminar. En Nueva York vas a pillar mucho metro y vas a andar mucho así que buen calzado, nada de tonterias. Por cierto, al llegar en el metro compra en la máquina una tarjeta MetroCard y si estás como en mi caso 7 días, es válida par todos los viajes que quieras, la 7-day Unlimited Ride Pass que vale 33 pavos y compensa mil. ¡La vas a amar como turista!. El centro del Village es la plaza de Washingtoon Square y cerquita está Stonewall que emociona visitar. Hay otras dos plazas emblemáticas en Manhattan que son Union Square con su relog apocalíptico y Madison Square que está junto al rascacielos del chaflán, el Flatiron. Es muy fácil orientarse por eso de las manzanas y los números de las calles y avenidas. Además de las plazas que te acabo de mencionar, otro punto importante es el locurón de pantallas y megaturistico de Times Square con la 42 (donde la cuenta atrás de fin de año) que al menos una vez en la vida hay que ver de noche por que es desfás y allí están los teatros de Broadway y el mayor número de turistas. Hay 2 calles que cruzan todo, Broadway (que no es recta si no perpendicular) y la 5º avenida. La parte más conocida de la 5ª avenida es la del Rockefeller Center con su pista de esquí y allí fui muy feliz en la tienda de juguetes de FAO Schwarz, haciendo esto ;) Enfrente está la catedral de San Patricio y la Torre Trump donde hacer una peineta al maligno jeje y muy próxima la famosa joyeria Tiffany. Para bien o para mal uno siente que conoce, otra cosa es formar parte de esta ciudad. Es muy turistico subir al mirador del Rockefeller Center o al Empre State pero es carísimo y mira desde muchos sitios y free puedes tener fabulosas vistas.
Cosas guays que hacer en Manhattan y de gratixxxx es pillarte el ferry a Staten island (uno de los 5 distritos de NY. Los otros son Manhattan claro, Brooklyn, Queens y el Bronx a cada cual más grande y diverso) y bordear la estatua de la Libertad. Es una pasada desde la cubierta y sentirte un poco como todos aquellos migrantes irlandeses e italianos que llegaron a probar suerte a principios del sigglo pasado y se quedaron y subir al Teleférico de Roosvelt en Queensboro. No quiero poneros la cabeza loca ni alargarme mucho más así que tema Museos por que aquí lloras de emoción con esto. Normalmente la entrada son $25 pero puedes aprovechar los días gratis o los horarios de paga lo que desees. Están el Museo de Historia Natural, el MET y el Solomon Guggenheim (solo el edificio por fuera es increible) pero yo visité el MoMA con su sede del centro y el PS1 en Queens que me hizo mazo de ilusión y el Whithney American Museum que además está en Chelsea, al lado del parque famoso de las vias de tren. Las colecciones de ambos son de desmayo. Me hubiera gustado ir al del Bronx que alberga una gran colección de arte urbano y afrodescendiente pero empezaron a cerrarlo todo por el maldito virus y me quedé sin pisar este barrio.
Para terminar, un sandwich de Pastrami en el Tom Diner, cerquisima del Upper West Side (Central Park y el edificio Dakota, el del diablo que es como un castillo alemán). Es que con estar en la calle, ver a la people y pasear, no sé todo lo dicho pero el Chelsea Hotel o el lago de Central Park, Harlem, con su teatro Apolo dedicado al Jazz, Chinatown que está conseguidisima, hasta el escaparate de Bloomingdale's hace ilusión. Es Magia. Es el CINE. Es New York, New York, la ciudad que nunca duerme.

sábado, 13 de julio de 2019

Los Viajes de Totoro - CDMX, Puebla y Cholula




Méxicooooooooooooooooo por fin!! Después de yo que sé, casi 20 años queriendo ir, pues oralé! ya se me logró. 
Toda la aventura, empezó en el aeropuerto, claro. En el de Madrid y con la compañía Aeroméxico con la que hice vuelo directo hasta el aeropuerto Benito Juárez en México City.  Importante, no cambien pesos en Madrid, háganlo ya en México que les va a salir mucho más a cuenta. Aeroméxico es una línea estupenda (bastante mejor que Air Europa por ejemplo con la que hice el regreso) te sirven comida caliente y bebidas alcohólicas por si quieres aterrizar piripi, tienen pantallas individualizadas para cada asiento con menú entertaiment y mola porque puedes elegir cine mexicano como “Güeros” o “La Danza del Hipocampo”, el servicio además de cabina es encantador.
Al aterrizar lo mejor es contratar un taxi en la misma terminal (T2 desde España) hay varios puestos de taxi seguro, que pagas por adelantado en una de las ventanillas. Hay varias compañías, puedes probar, pero suele costar, hasta Centro Histórico por ejemplo, unos $250 (para no liarse, hay que dividir entre 20 para el cambio a euros).  El tráfico en esta ciudad no tiene nombre, pero dentro de lo que cabe el aeropuerto no está situado lejos.Para el resto de viajecitos, tienes que contar mínimo 40 minutos hasta el destino.
Me alojé en un hotelazo 4 estrellas al principio de la estancia, el Hotel Catedral, al ladito del Zócalo (donde me enuentro en la foto) centro neurálgico del Centro, la plaza más grande del mundo y donde están la Catedral Metropolitana (como son muy yeyés dentro hay altares a la Virgen de Guadalupe adornados on globos de Hello Kitty) Al ladito también del Centro Cultural de España en México, mis hostes en este viaje. En el Centro Cultural de España en México, que es un espacio superbonito, mis amics dieron un taller curatorial con un grupo de jóvenas mexicanas de los más interesantes y dejaron en la sala expositiva, Project Room esta instalaciónhasta el 4 de agosto.
Qué deciros del Centro Histórico, locurón padrísimo. Calles repletas de gente, con demasié de comercio en las calles, en CDMX se come y se bebe todo el rato fuera, voceadores a las puertas de los comercios para venderte lo que sea y mucho bullicio. Hay momentos en los que la circulación se hace difícil y pareces estar al borde del colapso. Como hay mucho tráfico pues el tránsito se complica. En los alrededores de la Catedral y muy cerca del Palacio Nacional, donde se encuentran algunos de los murales más famosos de Diego Rivera. El edificio es precioso y la entrada gratuita hay hasta “Limpias” vaya brujos que te limpian el aura por unos pesos. Destaca también la visita al templo Mayor (arrasado por Hernán Cortés) Cuando uno está allí, se da cuenta de las barbaries que hicieron los españoles aniquilando la cultura y a la población original hace 500 años :/ Hay una cafetería con terraza, es la cafetería de una librería allí justo desde donde tener una deslumbrante perspectiva de todo el Templo Mayor y la Catedral cristiana al fondo. Toda esa zona con sus edificios coloniales y demás a ratos parece Sevilla o a ratos incluso Madrid. Se puede ir andando a todo en el centro y hay mazo para ver. Os destaco el ExTeresa, una iglesia, convento desacralizada dedicada a la documentación y visibilización de las artes performativas en México. Hay miles de museos en la ciudad, de hecho, creo es la ciudad con más museos del mundo. El Museo de la Ciudad de México, también está por aquí y el Palacio Iturbide donde visitamos una exposición de la gran fotógrafa mexicana Graciela Iturbide. Al final de la loca Avenida Madero donde lo mismo te hacen una montura de gafas, que unos tacos, que un zumo de guayaba que un tatuaje, llegamos previo paso por la preciosa Casa de los Azulejos (mix de estilo colonial y casa típica de azulejos portugués) a la Torre Latinoamerica, aunque sea una cosa muy turística, mola pagar la entrada y subir para ver las vistas y darte cuenta de la “monstruosa ciudad en la que estás”. Al lado se encuentra el Palacio de Bellas Artes, un edificio Art Decó increíble, en su interior murales de Rivera, Siqueiros, Orozco y Tamayo. Lo que le gustan los murales a los mexicanos!! Hay expos muy chulas también como la dedicada al gran pintor contemporáneo mexicano, Francisco Icaza, todo un descubrimiento para mí. Desde allí, no cae lejos el barrio chino FAKE, el mercado de San Juan, donde puedes comer delicias locales como los chapulines y el grandísimo mercado de artesanía e la Ciudadela, donde te vas una mañana y te lo compras todo. La artesanía, ropa, complementos etc es super colorida y vistosa (ya sabes catrinas, bolsas con la cara de Frida, máscaras del Santo etc) valen poco y quedas guay con los regalitos a la vuelta. Haz hueco en la maleta. Digamos que una vez terminas por aquí, llegas a un ensanche más europeo con el Paseo de la Reforma, donde está el famoso Ángel, el Parque de la Alameda y la Avenida de Chapultepec. Por aquí suele haber muchas protestas y concentraciones multitudinarias y flipas un Starbucks (puag) cada 20m. Hay muchos muchos bares y restaurantes, no hace falta que entres a nada gringo. Los menús corridos (menú del día) al cambio son 3E y a la carta en un sitio medio delux, 10E. En los menús dan una sopa, arroz con perejil, plato fuerte (puede ser enchilada) y postre. De beber un agua del día, que es agua con sabor a frutas, a mi especialmente me gusta la de tamarindo y todo lo que lleve tamarindo así en general. Después te puedes tomar una nieve o paleta (helados) de tamarindo también.  El servicio es megaprofesional y educadisimo, como toda la gente allá. Muy hospitalaria y cariñosa. Las cuentas son abiertas, como en los USA y es lo suyo dejar 10% de propina. A lo mejor al principio hasta algún camarero te agobia pero ya cuando regreses a la borderia madrileña, te acordarás de ellos. Cuidado con no beber jamás agua del grifo (sólo agua purificada o ya embotellada) y cuidado con lo que comes en general porque te da la maladie en la tripita con el conocido “mal de Montezuma” para los turistas y lo puedes flipar. ¡Cuidado con el picante! si la salsa que acompaña es verde, es chile habanero: HUYE. Ni tan mal si metes Fortasec en la maleta. Damos un salto ahorita a los barrios hípsters por que como en todas las ciudades grandes del mundo, la gentrificación ha llegado y lo ha hecho en dos barrios muy próximos entre sí que ya de por sí, eran bonicos.  La Condesa y La Roma, separados tan sólo por un tramo de la famosísima Avenida de los Insurgentes (la arteria central de CDMX y la calle más grande del mundo mundial. Sí en México lo hacen tooooooooooooooooodo a lo grande. Los edificios de ambos barrios, pero sobre todo la arquitectura predominante en la Condesa es Art-Decó, un poco como el racionalismo europeo de los 20 y 30. Allí se encuentra el edificio Excelsior, en peligro de derrumbe después del último sismo por que claro no os lo había dicho, pero México es tierra de Terremotos y desastres naturales varios. El protocolo contra sismos está muy enraizado, como aquí la alarma de incendios y es que ocurren a menudo. Cada vez que suena una alarma, a la gente le entra el tembleque. Si te pasa estando allí, has de protegerte en uno de los marcados “sitios seguros”. Es una movida. Yo me asusté cuando en off una voz soltó todo los de los terremotos en la sala de cine de la UNAM. Además, que visité el país en época de lluvias, allí las lluvias no son 4 gotas, es lluvia tropical y te asustan. Bueno pese a ser los barrios hípster y por tanto más caros para vivir (con la excepción de Polanco que es su Barrio de Salamanca) en la Condesa sobre todo hay bastante movimiento de drogas en los últimos años y puedes encontrarte con cosas feas. A ver, yo hasta vi Narcos México y no hay que estar sicótico por las calles de la ciudad, pero sí precavidos por que hay muchas drogas, muchas armas y muchas peleas. América Latina rules vamos 😉 (es broma, pero vaya que seguro al 100% no estás never jamás. sobretodo con cara de guiri). Yo, por ejemplo, no quise experimentar ni el metro, ni el camión (o bus urbano). En España no hace falta, pero allí llevarte la app de Uber o Cabiby pues te salva un poquitín el culo por que las distancias son gigantes y como son plataformas digitalizadas, es todo bastante seguro y legal siempre. No hay que regatear ni nada (como si pillaras un taxi en marcha). Volviendo a la Condesa, me gustó mucho el Parque México que es super kitsch. La Roma se ha hecho superpopular por la peli de Cuarón y fuimos a ver la casa donde se rodó, es bastante fácil de encontrar y que está justo enfrente de la casa familiar real de la familia Cuarón. En la Roma hay muchos bares tipo Berlín o Malasaña. Puedes beber cerveza local: Corona, Victoria, Modelo, Pacífico son ricas y si eres un tipo arriesgado, atreverte con una michelada o pasar directamente al mezcal. En la Roma hay lugares interesantes como el Cine Tonalá y bastantes galerías de arte. Se parece a Los Ángeles. Podéis buscar depa allí para quedaros una temporada. Hay bastante Airbnb (más caros que en el Centro) y mazo de gringos. A la entrada de la Roma, hay una zona, como un pueblo que no está cambiada y se llama la Romita, Buñuel rodó parte de Los Olvidados y está señalizado.  Otra zona de la ciudad que me gustó mucho es la vecindad de Santa María de la Ribera. La primera colonia (colonia es barrio) de clases medias de la capital. Es muy bonito, tiene un kiosco morisco, sitios lindos de colores para comer y el Museo del Chopo que es Centro de Residencias artísticas y alberga una fanzinoteca. Al otro lado de la ciudad, al sur está Coyoacán que es una preciosura y es muy turístico también pero como que toda la esencia de México lindo y querido están allí. Es el barrio bohemio y donde a mediados del SXX fueron a parar la Frida Kahlo, el Diego Rivera y Troski. Allí puedes visitar la maravilla de las maravillas que es el estudio de Frida yDiego, diseñado por el arquitecto Juan O'Gorman. También la casa azul de Frida, aunque está petada de turistas y la entrada es cara en comparación con cualquier otro museo de la ciudad y la Fonoteca (antigua casa de Octavio Paz) que es un lugar de ensueño, lleno de vegetación. Cómo crecen las plantas, las palmeras, las flores por cada rincón. ¡Qué bonito es! Y desde cuando en España nos volvimos tan grises. Pediría a los Ayuntamientos pintar las fachadas de colores, seríamos más felices. La Universidad de México, la UNAM es locura. Está como en mitad de un bosque inmenso y por allí está el Estadio Olímpico del 68 y el MUAC y  la Cinetea que es como un centro comerial pero solo de salas de ine independiente O.O. Otro edificio fascinatorrrrrrrr es el Museo de Antropologia. Polanco, es otro lugar de interés. Por que está lleno de rascacielos y parece Japón o Seúl. De hecho, es la única parte de la ciudad donde vi orientales. Allí entre arquitecturas futuristas está el Museo Jumex, propiedad del rey de los zumos Jumex y mazo de casoplones.  Por circunstancias, además de en el Centro Histórico, tras el Hotel Catedral, viví allí también en el más modesto Hotel Isabel, me alojé unos días en casa de mi amiga María Fernanda que es escritora y guionista y sabe muchas historias chulas. Ella vive en un barrio residencial bastante majo, Colonia Nápoles, en una casa muy bonita de grandes ventanales y la curiosidad de esa zona es que todo son calles con nombres de ciudades estadounidenses y está junto al World Trade Center de México donde puedes coger un cómodo bus y en 2h plantarte en Puebla. En Puebla fui muy feliz. Allí tengo una vieja amiga que estudió conmigo a few years ago en Salamanca,  Erika, así que el reencuentro fue chachi. Puebla es muy monumental y tiene una prestigiosa universidad, también muuuuuuuuuuchas iglesias y arquitectura barroca y una cerámica típica que se llama de Talavera en azul y blanco. Puebla es capital gastronómica, me contaron donde mejor se come del país junto con Oaxaca (que queda visita pendiente para la próxima) y ostras es que está padrísisimo el mole poblano. Me parece una ideaca que cocines con chocolate y especies. En Puebla me interesó el Museo Amparo y la miniexcursión a una ciudad vecina que es Cholula y donde puedes visitar los restos arqueológicos y la pirámide, la más grande y antigua que se conserva.  Hay que estar un poco en forma para subir y tener precaución con los escalones. Este viaje me ha servido para ponerme pilas sobre toda la cultura mesoamericana o prehispánica y como se respeta y se ha ido conservando pese a los siglos de colonización europea. En la cultura gastronómica y en la religión está superpresente, también en el idioma. Hay muchos bares en Cholula y para comer antojitos que es eso cuando se te antoja algo chiquito (tortillas de maíz, quesadillas, tacos) y allí, no sin mucho buscarla encontramos una auténtica pulquería ^-----*) escondida como en una vieja llanteria y regentada por un yayo encantador. Hay mucha magia en México. Podría extenderme mil, pero creo que ya es suficiente y como me late que volveré pronto pues termino aquí este diario.Ya me siento chilango.
Banda sonora del viaje: esta, esta y esta también. ¡Viva México cabrones!.

lunes, 18 de marzo de 2019

los viajes de totoro- atenas




Bueno, pues por fin, me ha tocado hacer otro viajecito y ha sido a Atenas, por primera vez y qué ilusión me ha hecho como pequeño historiador del arte que soy. Sin embargo no puedo enseñaros fotos en la Acrópolis por que no me dejaron posar. Fue un poco así :( nunca me habían echado la bronca por sacarme fotos pero aquí sí. Una de las personas de seguridad del recinto, le dijo a mi amiga Pétula que si conmigo hacia reportajes profesionales o peor aun que si nos mofábamos del símbolo más importante de su pais. ¡Ay madre mia, qué mal rato! Después de un rifi rafe, nos dejaron tranquilos y la vigilante se rió pero la foto me la tomé en el centro de la ciudad, en la famosa Plaza Syntagma, donde las protestas que dieron la vuelta al mundo hace unos años. La plaza es amplia y bonita pero sus alrededores comerciales, mazo de feos y turísticos. Había carteles en contra del gobierno español por el procés, me quedé piquetillo con esto. 
Pero vaya empecemos por el principio. Llegué hasta allí en avión, con IBERIA Con una suerte de billete económico porque hay qué buscar ofertas, no es nada barato ir viajar hasta Atenas (son con cambio horario, allí es una +1h) 4 horitas de vuelo. La vida allí, sin embargo sí resulta más baratilla que en España así que compensas. El mejor medio para moverte es el metro que mola bastante. 3 líneas solamente pero que cubren todos los distritos. El billete desde el aeropuerto son 10€ y seguramente te toque ir hasta Syntagma (Sintagma es un mix de la Plaza de España + la Puerta del sol) es la línea azul oscuro (la L.3) y de ahí te mueves. Una zona bastante céntrica y con variedad de alojamientos es donde dormí yo. Metaxourghio (3 paradas en la L2) hacia el oeste de la ciudad. A ver la zona es regulera, a simple vista te puede parecer hasta poco segura, de hecho hay una calle con clubs de esos con luz roja y trapicheos pero nada que no hayamos visto antes y es una calle, el resto ok. Ese barrio se me pareció a Estambul, con construcciones y urbanismos todo locos, árabes y setenteros. Muy diferente a los barrios cerca de Sintagma o los más túrísticos a los pies de la Acrópolis. Pero es que Turquia hace frontera, hay muchos migrantes turcos, albaneses y libios y ostras que el Imperio Otomano acampó en Atenas tropecientos mil años y eso se nota en la cultura, las artes, la comida (mogollón) y el ambiente. El hotel era Apollo (muy propio el nombre) y aunque las estancias comunes estaban viejas, sí habían reformado las habitaciones, podías comer en el desayuno mazo de yogur griego, denso y verdadero con miel (no de ese que venden en los supermercados españoles de oferta) y las camareras de habitación al recoger el cuarto te dejaban las toallas nuevas colocadas con fantasía , así que para pasar unos días suficiente y junto al hotel, está la boca de metro y una panaderia-cafeteria- 24hours- The Bread Factory con una variedad tremenda de pasteles y zumos y cafeses. Siempre estaba topete. A 4 paradas de metro del hotel, llegas TACHAN a la Acrópolis y se te encoge en corazoncito. Animo a ir en temporada baja, esto es de octubre a marzo, no sólo por que la entrada es mucho más barata. 10€, luego dobla, si no por que en verano, ahí tiene que ser una calorina que te mueres. Ya en marzo hacia calor y la ciudad está rodeada por colinas, muy bonitas y abajo el mar (un poco como Barcelona) así que es cansada de caminar, muchas escaleras también en el metro y  se ha abusado del mármol, con lo que uno tiene que ir con cuidado. Resbalones en Atenas. Una cosa, si vais 5 días, hay una tarjeta de metro que por 9€ está guay por que a excepción de para el aeropuerto, la puedes usar todo el rato y aunque camines, lo agradecerás. Creo que en todas las estaciones de metro, hay pequeños museos arqueológicos. La guasa, ponerte a cavar en Atenas jiji. La verdad es que no saben que hacer con “tantas piedras” te las encuentras en plazas, parques y jardines, tiradillas ahí como si nada. En la Acrópolis hay un cartel que pone “No te lleves las piedras, no son un souvenir. Bajo multa” pues así toda la ciudad. Lo que más me gustó fue el Erecteion, con las columnas Cariátides, uff y pensar de verdad que hace 4000 años todo eso estaba allí. Al pasar por el teatro de Dionisos y ver todo el mármol y pensar en las Tragedias clásica y el coro… puse la oreja y una de las guías le dijo a un grupo de guiris “The drama born here”. ¡Qué coñazo los grupos de turistas la verdad! Viajar es precioso pero las masas dan mucho yuyu. Hay muchos turistas y muuuuuuuuuuuuuuuuuuuchos bares en Atenas. Una cosa super es que en bares y restaurantes, te ponen el agua gratis. Eso es un must si como yo, comes con agua, te la ahorras. En los alrededores de la Acrópolis hay 2 barrios pequeñitos, preciosos pero atestados de tiendas de souvenirs y restaurantes de esos que te pegan el palo: Plaka, Monastiraki (que es un parque temático)  y  la más linda, rollo pueblecito mediterráneo: Anafiótica.  Todas las calles estásn repletas de naranjos y limoneros y es precioso. Cerca de la populosa Plaza de Monastiraki, en una callejuela subiendo por la calle Athinas se encuentra “El Six Dogs” que es un garito bastante grande y modernuqui, con conciertos, clubs y un bar-chiriguito bastante chuli. Este sitio y los bares del barrio de Exarheia son los mejores para salir. También Psyri pero allí ya han llegado las “masas”. Exarheia está cerca de la parada de metro de Omonia y mola por que es el barrio anarquista, en su plaza siempre hay movidas y allí nació el partido Syrizas que todos conocemos. La facultad de BBAA está allí y también la de Filosofía, está tope de grafiteado y mola pese a que tiene fama de peligroso. La movida es que se va gentrificando al igual que el más céntrico de Psyri donde hay una plaza preciosa, la de Iroon, con sus lucecitas, los griegos ponen muchas luces en las terrazas de noche, bombillitas de colores, pero a día de hoy totalmente intransitable.
Más cosas que visitar: El Museo Arqueológico de laAcrópolis, interior y exterior de pepinazo y otro museo precioso es elBizantino y del Cristianismo que está en el barrio de Kolonaki, donde se juntan todas las Embajadas y es el más pichi. En uno de los laterales de Syntagma está el Parlamento y allí la guardia real que es una cosa muy loca como una performance sacada de una de las primeras películas de Yorgos Lanthimos. Ellos mueven las piernas como garzas y llevan zuecos y falda y medias blancas y gorrito. Son lo más y puedes hacerte fotos con ellos en su garita cuando terminan el bailecito. Junto al Parlamento hay unos jardines superchulos y el primer Estadio Olímpico y es que Atenas es historia viva! el Panathinaikos. Otro sitio chachi es el monte Licabeto, frente a la Acrópolis y subes y bajas en funicular por que si no te da un patatús. Las vistas de toda la ciudad son increíbles. Hay un pequeño monasterio arriba que guarda una yaya y es muy bonito. Hay un restaurante también allí arriba.
Os recomendaría visita a las iglesias ortodoxas, que es la religión mayoritaria. Los Popes son como más lindos que los curas y las misas con cantadas. Las velas allí, son más flaquitas y las plantas en tierra.
En metro, se tarda un ratito pero siempre mola ver el mar, sobretodo cuando vives en la meseta todo el año, llegas al Pireo, que es puerto y más adelante las playas, aunque tiene una pequeña zona de baño también y desde el Pireo pillas los barcos a las famosas islas griegas. En el Pireo se desarrolla una sino la más famosa de las películas griegas “Nunca en domingo”con la diva Melina Merkouri.
El Pireo está bañado por el Mar Egeo, hay variedad de restaurantes, marineros, se come pulpo, calamares y salmón y hay sitios para comer los ricos y baraticos gyros y tzatziki que es la salsa de yogur con pepino y ajo. Es un desfás el tema de las terrazas pero como en España…
La comida es abundante y rica. Además de lo ya dicho, hay mucha comida callejera tipo turca pero griega y musaka y cordero y pollo especiado muy bueno. Pasteles salados de espinacas y queso feta. No os voy a contar nada de las aceitunas de kalamata por que ya sabeis el yuyu que me dan los encurtidos y jo, es que la ponen en todas las ensaladas, hecho dramático para mi. El aceite, bien. Los menús o los pillas en inglés o menús con foto, como cuando aquí los ponían los restaurantes de carretera.
La bebida típica es una suerte de anís, el ouzo. Beben mucho café, café hecho a su manera y también tipo frappé. El idioma es un jaleo, no se entiende nada, alfabeto distinto y pronunciaciones rarunas pero con el inglés la gente se apaña bastante. Si al menos aprendes a decir kalimera por la mañana, yasas que es hola y Efjaristó que es gracias pues suficiente para quedar bien.
La ciudad está guay para pasar unos días pero me da que es difícil vivir allí, si no te dedicas al  sector servicios hay poco curro y poco que hacer más allá de ir de bares. La crisis golpeó fuerte, siguen pagando deuda externa y todo se nota en las calles, en la precariedad con la que viven gran parte de sus ciudadanos y la pobreza latente en las calles. Ojalá la Europa central y del norte deje de ahogar a los países mediterráneos por que la cuna de la civilización occidental merece estar bien. ¡Ostras que Platón y Sócrates paseaban por allí!

lunes, 26 de marzo de 2018

los viajes de totoro- tánger



Hooooolaaaaa! he vuelto unos días a Marruecos y me ha encantado Tánger, la verdad es que os la recomiendo más que Marraquesh y eso que no ha parado de llover pero ha tenido su punto lluvioso y ventoso también que para eso es primavera.
Lo primero llegar. En Ryanair es superbarato, puedes encontrar a buenas horas vuelos por menos de 60€. Se tarda poco más de 1h y al llegar hay que retrasar los relojes 1. El aeropuerto de Tánger es pequeñito. Para viajar has de tener tú pasaporte en regla y al llegar rellenar uno de esos impresos de entrada al pais (son muy sencillos de completar, nada que ver con los EEUU)  aunque parezca raro, al salir también hay que rellenar el mismo impreso y aconsejo ir al menos 2h antes aunque no vayais a facturar por que hay como 4 controles desde la puerta de entrada. Dentro del aeropuerto es donde mejor vais a cambiar los euros por dinares. Sale superbarato Tánger, una cuenta sencilla es quitar un 0 a la cuenta. es decir si son 150DH el cambio son 15€. Para que os hagais una idea más clarita. Una noche en un hotel de 3estrellas con desayuno sale por unos 35€ la habitación doble, una porción de riquisima tarta de limón (postre típico local) 1,5€, los r tés con menta 0,80€, bebereis mogollón allí y unas babuchas en el zoco, 1€. Otra cosa es el alcohol, está prohibido su consumo en los paisase árabes-musulmanes así que se venden en muy poquitos sitios y exclusivamente a turistas. Es lo único caro que si te paretece una cerveza la vas a pagar a 4 o 5€ y una copa no menos de 12€ en algún bar de algún hote de luxe. Yo encontré cerveza Heineken a 4 pavos en el café de la Cinemateca, que es donde me encuentro en la foto y que además es modernuqui (en Tanger hay café-salones de té muy bonitos pero nada modernos).
Cosas importantes; ¿Cómo moverse? desde el aeropuerto y para distancias muy largas, hay que pillar un Le grand taxi, que es como llaman a unos Mercedes gigantes y destartalados que pululan por las carreteras. No tienen  taxímetro así que hay que cerrar el precio antes de montar para que no haya malentendidos. Desde el aeropuerto a la ciudad vieja (centro) os dirán 150DH, es normal regatear, es el deporte nacional cuando el precio no está fijado (como en taxis o mercadillos) así que bajarles a 100DH y aceptarán (al cambio son sólo €10) la otra modalidad de taxis son; Le petit taxi en color turquesa, estos son para moverse dentro de la ciudad y sí llevan taxímetro pero con la casulidad de que no vas tú sólo, se paran en la calle y si quedan plazas y va en tu misma dirección, el taxista para y van subiendo viajeros. Yo estos no los cogí por que aunque pequeño soy andarín y no me hacían falta pero otro grande sí que pillé para visitar las preciosas Grutas de Hércules y fueron 80DH desde la Plaza de Iberia. Desde el 2014 los paisanus de ALSA tienen una flota de buses urbanos, los único climatizados del pais, tienen buen pinta pero no los cogí. Van sobretodo mujeres y niños, los hombres conducen y hay mazo tráfico así que cuidado al cruzar que semáforos pocos.
Dormí en un hotelito en Le Petit Zoco que es la Medina, la parte vieja de la ciudad. Son callejuelas y placetas así que por allí no pasan los coches el taxi si duermes por allí te dejará en la Plaza 9 de Abril que es donde está la Cinemateca. esa Plaza me recordaba a la Plaza de Catalunya o a Plaza España pero más folcklórica. Es el centro del Gran Zoco y divide un poco la Medina del ensanche, de la Ciudad Nueva. Mimí en el Hotel Mamora, está en una callecita que sale de la misma plaza de Le Petit Zoco y baja al puerto. Lo recomiendo regular. La habitación está bien, aunque el baño se inunda por la disposición de la ducha, no tiene calefacción y se pasa fresquet y el desayuno modalidad, cada día un pais es bastante fake. Abundante pero poco variado. Las vistas son a una de las grandes Mezquitas de la ciudad y ostras! respeto mogollón las llamadas a la oración pero oir al muecín a las 5AM es too much O.o el personal es amable. Una señora hablaba español pero aunque algunos entienden el idioma allí se habla frncés y árabe, claro. Como sabeis Tánger tuvo mucha vidilla a mediados del siglo pasado, fue antiguo protectorado, zona franca y libre, tan libre que sirvió como refugio a homosexuales, no estaba penado al contrario que en España, fueron escritores a inspirarse y drogarse a tope y en sus salas de cine se veían las películas sin censura. La gobernaron franceses, americanos, británicos, portugueses y españoles y quedan recuerdos de todos ellos. De los americanos, La Legión Americana, con una sección dedicada a Paul Bowles el de "El Cielo Protector". Es un edificio precioso cerquita del Mercado central. El Mercado tiene una visita también con las especies, las carnicerias son muy gore y los peladores de gambas en las pesacaderias. De los británicos la coqueta iglesia anglicana y cementerio de Sant Andrews, unas murallas portuguesas que rodean la Kasbah o los ruinosos edificios españoles del Teatro Cervantes y el Cine Alcazar. Es una pena que siendo propiedad del estado Español no los rehabiliten. Muchos restos del colonialismo europeo y del pasado, demasiados recuerdos...  en el Boulevar Pasteur está la "Libreria des Colonnes" donde paraban los habituales Bowles, Truman Capote y William Burroughs que en Tanger escibió "El almuerzo desnudo", el empleado es majete. El Rif sí ha sido reformado, es la Cinemateca que ofrece programación diaria. Todo subtitulado al francés y no al árabe. Los franceses son unos snobs y los tangerinos, creo hablan muy bien el francés pero no deben escribirlo o leerlo. Es una ciudad con poca oferta cultural, da pena que a la Cinemateca sólo vayan ricos o turistas. El precio es barato pero como la Filmo de aquí. Vi "Barbara" de Mathieu Almaric en la Sala Pequeña y la proyección fue un desastre padre técnico aunque entrañable. He preguntado y suele ser así, un poco lio todo. Caminando por el centro vi otra sala de cine, los Roxy y cerquita los Cines Mauritania que eran megabaratos y daban algo de miedito. Me informé y jiji parece que dentro hacen de todo menos ver las películas. Es un choque cultural grande. Tanger está al lado, a 14 km de Algeciras que es nada por mar pero el choque cultural y social es bestial. Los hombres son los únicos que entran a los salones de té y pasan horas y horas con su vaso de té moruno y hablando, conspirando decía yo, las mujeres van a las pastelerias y de compras pero no se las ve casi conduciendo o en un restaurante o trabajando en un comercio. Son invisibles :(  Marruecos es un pais opening pero desde mi visita anterior y pese a su sonriente Rey que tiene todo el poder y su imagen está en todas partes (es obligatorio una foto del Rey en todos los establecimientos públicos y organismos oficiales) me da la impresión que se ha radicalizado bastante pero volvamos a las cosas bonitas. Los pasteles están riquísimos. Morir por la tarta de limón de la pasteleria/cafetería "La Española" abierta desde 1959 y donde suena Julio Iglesias, en la misma calle, un take away de empanadillas y shawarma local que te salva con un rico y barato tentepié "Al Andalous". Un poco más arriba el maravilloso Café de Paris, ha salido en muchas películas y es precioso y superbarato. Puedes llevar una caja de pasteles de fuera y tomártelos allí mismo con tu té o zumo. Tienen un camarero con bigotín que sonrie mucho. Los zumos de naranja son baratísimos y están por todas partes. Otra cosa rica para beber es el batido de limón y tomar una copa de helado. Otro café guay es el Central, mola pillar un partido de la liga española y verlo allí con ellos, son forofos del Barça, el café Tingis en Le peti Zoco y el Café Hafa que está algo más alejado pero que lleva abierto desde 1921 y es un mustttttttttttttttttt. Terrazas escalonadas y vistas al mar, en los días claros se ve la costa española. Puedes pasarte allí horas, días, toda una mañna. En la bonita Kasbah (en la parte alta de la Medina) están el Café Detroit, el de los Rolling Stones, y el Salón Blue, los dos con terraza y los dos más caros que los otros que he mencionado. Por allí hay algo así como un Concept-Store uys, que se llama "Las Chicas". Se puede beber alcohol en el bar del Hotel El Minzah, el más caro de la ciudad y que sirvió de inspiración para el bar de Rick's de "Casablanca". Casablanca aunque se llame "Casablanca" es Tanger. Los viernes se come Cus Cús y cualquier día sopa y tajín. Para el cus cús de pollo o vegetal, está delicioso, os recomiendo un pequeño restaurante familiar "Ch'Hiwat L'couple" y el tajín en "Chez Hassan". Si andais por el paseo marítimo, se puede comer cocina marroquí y mediterránea en "Ali-Babá" y justo en la callecita de mi hotel, el restaurante tradicional "Ahlen". Para tomar té y riquísimos helados hay una heladeria yeyé "Colors" al lao del Ali Babá. Por el paseo marítimo están las playas locales pero la gente se baña en las de la Costa Atlántica que empiezas a ver desde el cabo Espartel (donde el faro) y hasta la gruta de Hercules, de visita obligada y más allá. La cueva es de origen fenicio, es gratis que no os tanguen y al final de la cueva está dibijada África y es cuando el Mediterráneo se junta con el Atlántico. Dentro aprovechan para poner mercadillo y fuera hay una plza con algunos bares y restaurantes pero son muy caros. Para ir hasta allí se pilla taxi desde Iberia, que es el antiguo barrio español, las casas sí que parecen de un barrio de cualquier ciudad nuestra y allí están el Consulado, un hospital español y el Instituto Cervantes. Se está construyendo muchisimo y de abajo a arriba es una amalgama urbanística que se extiende y se extiende y da miedo. Hay una gram desigualdad social, infraviviendas, muchos pobres, niños en la calle y de repente barrios residenciales con mansionacas de los jeques árabes y seguridad a topete. A ver que pasa en un futuro. No es una ciudad peligrosa pero hay que ser pelín precavido, os diria en las zonas de la Kasbah, Le Petit Zoco y por el puerto cerca del Hotel Continental, que merece la pena verlo, es un cuento!! sobretodo los chavales jóvenes nos huelen a los turistas. Y ya! que os dejeis llevar y pasear y ver el mar y sobretodo cambiar el chip, caminar por la Kasbah con sus casas de colores, sonreir a la gente que es amable y beber té y dejad que el tiempo simplemente pase.


martes, 12 de septiembre de 2017

ya llega la III edición de She Makes Noise y nos consolidamos**

Del 19 al 22 de octubre celebramos la 3ª edición del festival She Makes Noise en la Casa Encendida. 6 conciertos, un taller visual, ciclo de cine, performace audiovisual y una acción on line a cargo de la cyberartifeminista BOT @Rachael_Runner Atentxs a #SheMakesNoise. Todo el programa y venta de entradas aquí. Nos vemos en Madrid.


domingo, 4 de junio de 2017

los viajes de totoro- los angeles



Siempre es genial cuando voy de viaje pero ay! es que LA me ha llegado muy dentro, han sido dos semanas en la soleada California y vengo loco. Ha sido todo muy arriba, todo el rato. Por que a uno le va el arty  pero nos hemos criado con las pelis y series americanas, la cultura popular!!! y Los Angeles es el gran escenario. Una ciudad viva, una megalópolis compleja y llena de contradicciones, hiperpoblada y a la vez con barrios tranquilos, como un pequeño pueblo. Rodeada de naturaleza brutal. El Océano Pacífico, el desierto de Joshua Tree y las montañas. En fin muy atractiva y efervescente.
Estaba superilusionado con el viaje, primera vez en los USA, un pais mitificado, quizás el que más tenia ganas de conocer junto a mi querido Japón de corazón (allí están todos mis hermanitos, algún día iré también).
12horas de avión a la West Coast, ahí es nada y nada fácil entrar en el pais desde antes de Trump pero ahora más dificil aun. Te tienes que sacar on line via la Embajada, el certificado de ESTA (tardan como 72h en validarlo) cuesta $14. Al aterrizar en el aeropuerto de LAX, prepárate para 2h, antes de exit, de hablar con el agente de frontera, contarle tu vida (mejor decir que eres sólo turista) te toman las huellas dactilares, te hacen fotos carnet como para una ficha policial... en fin un proceso lento y desesperante. Al final pasas pero te pones nerviosito con tanto protocolo. Eso sí, tendrás actualmente problemas para entrar si recientemente has visitado estos otros paises. Otras cosas a tener superencuenta. Si vas a pillar un vuelo interno desde allí, alquilar un coche o una habitación de hotel, te pedirán tarjeta de crédito, no de débito. Para el resto de compras mejor llevar dólares desde España, cambiarlos en tu oficina bancaria con antelación es lo más económico. La tarjeta de débito funciona sólo a ratos y las tips, muy importante hay que dejar propinas, está institucionalizado y ya habrás visto "Reservoir Dogs" que por cierto está rodada en el NE de esta ciudad. Transporte público NOP, a ver buses os diria que no por que tardas la eternidad y un día y hay muchos homeless. Jo, lo más triste de esta ciudad es que hay muchisima gente en la calle, sobre todo en el centro, lo que ellos denominan Downtown. Hay gente que está muy loquita y cómo no tienen seguro médico pues no pueden costearse el tratamiento y es superheavy esto... supongo que muchos se suben al bus con todas sus pertenencias por que ya no dan más de sí o por la noche para evitar el frio. Cómo es el desierto refresca de noche aunque la temperatura todo el año es cálida. Metro sí que hay. Parece que se están haciendo líneas nuevas y se está fomentando bastante  el uso pero sólo te sirve para el Downtown, las playas y la zona Oeste de la ciudad.
Yo por ejemplo vivi en un barrio del este, Glasell Park, muy agradable, residencial, con gente maja mexicana y allí no había. Lo más útil es UBER, descargarte la APP y tirar de esta plataforma. Puedes elegir conductor@ que hable español y sale como la 1/2 del taxi. UBER te salva la vida como turista en esta ciudad. Se inventó allí así que está muy interiorizado y en USA no es como aquí, allí es más el rollo "vive y deja vivir".
Los Ángeles resulta inabarcable en mapa, pero se puede, mínimo os diria que 1 semana para conocerla. La comida, en modo autoservicio no es nada cara. A las hamburguesas míticas In- N-Out  
se le suman los perritos de Pinks, en el West Hollywood con sus fotos con todas las estrellas comiendo perritos calientes. Siempre hay cola, merece la pena. Muchos thais riquísimos, con platos por $10 y lo más económico y que está por todas partes es la comida mexicana, tacos, tamales y quesadillas. Bebidas de agua de tamarindo y chelas fresquitas. Se venden en camiones estacionados por muchas partes, camiones mucho más rústicos y pintorescos que una food truck. Otro tipo de servicio es ya muchisimo más caro pero por supuesto hay cocina internacional y lugares fascinantes para comer. A mi me pareció interesante comer y compartir mesa en el Mercado del Downtown. Si visitais por ejemplo el MOCA o The Broad. Dos museos de arte contemporáneo geniales podéis luego parar por allí. Hay sitios de postre y zumos muy buenos.
En el Downtown, que es la única parte de la ciudad que se puede "caminar" a la manera de una Nueva York o de cualquier ciudad europea, también puede visitarse el auditorio de música que es obra de Frank Ghery,  con una acústica espectacular, el Dorothy Chandler Pavillion, que fue el primer sitio donde se entregaron los Oscar's, el City Hall que sale en mogollón de películas, Los Angeles Times, la Catedral de Nuestra Señora de los Angeles, una iglesia muy loca, y muy grande. Allí es todo grande (esto es otra cosa a tener en cuenta en los restaurantes que con el tamaño más pequeño de ellos seguramente ya quedes satisfecho) el edificio Bradbury (escenario de Blade Runner), la libreria laberinto de "The last book store" otro escenario de cuento y un bar tiki maravilloso sacado de una peli de David Lynch con ciervos y cortinas rojas incluidas. Clifton's. Cerca del Downtown se dan varios distritos interesantes. A ver, a evitar Toy district, pese a lo sugerente del nombre y Skid Row. Es muy terrible pasar por allí,desde luego es una realidad la de todas estas personas que viven en la calle pero es muy duro :( cerca de allí, esto de los límites... está la muy interesante Arts Districts, imagino que la gentrificación de estas galerias de arte, tiendas guays y espacios bonitos, moverán en breve a la gente pobre del centro pero a día de hoy está todo allí, junto y parece dificil de gestionar a nivel urbanístico y social. Destaco una antigua e inmensa fábrica de cervezas ahora bar;  Angel City Brewery y Hauser &Wirth uno de esos espacios multidisciplinares con galeria guays, restaurante, tienda y su propia granja para abastecer al restaurante, el colmo del hipsterismo, criando gallinas en un sitio tan pijo. Por cierto que mis ojitos, casi nadie me creía, vieron a un pastor con cabras en el Downtown donde está el viejo funicular de la ciudad. En la zona, todavia caminando, están Union Station, estación de metro y tren. Otro escenario maravilla de películas y luego: el parque temático, que es el formado por El Pueblo, el barrio donde nació Los Angeles a finales del SXVIII y con la callecita más antigua de la city, "Olvera Street". Esto es México con su misión española y todo pero es que al lado te transportas totalmente a China, con Chinatown y al lado Japón, con Litle Tokio. Locurón todo esto de verdad. Son comunidades, la mexicana y la asiática superasentadas en Los Angeles.  
Desde Union Station por $1,50 puedes coger facilmente el metro y tachan!!! aparecer en Hollywood y Sunset Bulevard. Por qué sí, estamos en La Ciudad de las Estrellas. A ver, a mi esto me agobió poque sobretodo en fin de semana es un desfás de gente y hay mucho loquito, en toda la ciudad jeje hay bastantes, pero un paseo por las estrellas, visitar el Teatro Chino, poner las huellas sobre las de Marilyn o subirse al Centro Comercial más loquer, que parece eso la vieja Babilonia, de Hollywood& Highland para como servidor hacerse la foto con el cartel en las colinas de Hollywood de fondo pues leñe son cosicas que hay que hacer. También es verdad que la señal puede fotografiarse y de paso ver las mejores vistas, mejores junto a las de Mullholand Dr,. y además recordar a James Dean en "Rebelde Sin Causa" desde El Observatorio Grifith. Un edificio precioso de corte neoclásico que además es visitable y gratis. Dentro tienen la bobina de Tesla y mola verla funcionando. En Hollywood estuve mucho rato por que mis colegas allí organizan este bello bello showcase de cine español contemporáneo en Los Angeles, son los mejores; L.A. OLA todo un éxito que celebra su tercera edición, ojalá muchas más y que cuenta con sus dos sedes principales en el Egyptian Theater, sede de la American Cinemateque y la terraza del Teatro Montalbán. Molan mucho estos cines, la verdad es que como en España casi no quedan ya cines pues impresiona ver estos, con aforos tan grandes y legendarios. Además de los clásicos, me gustaron mucho el New Beberly Cinema que ofrece sesiones dobles por $8 y que es propiedad del amiguete Quentin Tarantino y proyecta sólo 35mm, el Cine Family, el Cine de los Feliz, un vecindario muy chachi donde vivia Charles Bukowski y que tiene uno de esos sitios sí! de auténtica American Pie y, contaros también sobre la propuesta de Cinespia que proyecta al aire libre en el hermoso y decadente cementerio de "Hollywood Forever" donde me hice una foto con la tumba de Joey Ramone jeje. Allí están Vampyra y John Ford. Quería compartir con vosotros también en Hollywood uno de esos bares decimonónicos de cockteles que todavía están y por donde se emborrachaba Frank Sinatra, el " Musso & Frankz" de 1919 y en el West, dos tiendas para freakis como yo Meldtown Comics donde mi amiga Rocío me contó que empezó a hacer sus shows Jonah Hill y la tienda de discos más gigante ever Amoeba Music. Son muuuuuchasss cosas! Nos vamos al este, con menos turistas y con zonas más modernetas vease Echo, donde está Echo Park con su lago y una vista en contrapicado del downton, muchas tiendas vintage, una sala de conciertos muy famosa, tienda de discos también como Permanent Records, donde trabaja mi querido amigo americano Bert , un chico con mucho talento musical y el referente del cine experimental, con su grandisimo gerente, Paolo, el Echo Park Film Center, que es también sede de L.A OLA y donde mis papis de Playtime Audiovisuales celebraron con una proyección el 5 aniversario de "Visiones Contemporáneas". Es un sitio especial y el día de los Playtime fue superemocionante. 
En esta ciudad hay playas pero están lejos de donde yo vivia, 2horacas en coche, aun así hay que ir a Venice, con su aire bohemio, su Muscle Beach, sus canales, que para eso es la venecia Californiana y sus casetas de los vigilantes de la playa. De Venice al famoso "pier" de Santa Mónica se puede ir caminando también. Allí está el banco de Forest Gump, donde hacerte una foto con las zapas y su caja de bombones y también la noria y el fin de la legendaria carretera Ruta 66. Todo tiene foto! Más allá Malibú y arriba de Malibú, un sitio pijisimo lleno de mansiones, Palisades Pacific y allí esta joya de casa. El estilo mid-century es muy popular en Los Angeles y hay un sinfin de casas y mobiliario y decoración preciosas, como en un capítulo de MAD MEN. 
Me dejo cosas, el Getty que es un museo precioso, blanco, con jardines de ensueño, más allá de su colección. Un museo hecho por un rico, que allí se lleva mucho que los ricos inviertan en arte. El Getty está cerca de barrios tan televisivos y de ricos muy ricos de verdad como Bel Air y Beverly Hills.

Me encantaría volver, mare mia si es que hay donuts gigantes!! qué mas se puede pedir.

Dedicado a Rocío Mesa, la chica más lista y más linda  y más garajera de la ciudad. Sin ella mi viaje no hubiera sido posible. Mi Rising's girl! y esta es mi banda sonora para este post

See you soon LA!!

lunes, 5 de septiembre de 2016

II festival she makes noise 2016

Ya queda muy poco para disfrutar de la II edición del She Makes Noise, un festival multidisciplinar que auna música electrónica, cine y un taller sonoro, aquí  todo el programa y la venta de entradas disponible desde el 2 de septiembre, ¡Nos vemos en La Casa con las mujeres que hacen ruido! Del 20 al 23 de octubre**

·          




martes, 28 de junio de 2016

convergencias

Todos los jueves de julio llegará al Musac de León el ciclo Convergencias, que hemos comisariado desde Playtime Audiovisuales, centrado en la interrelación entre live cinema y música en directo, a través de algunas de las propuestas visuales y sonoras más interesantes producidas recientemente en España, en el que desde el intercambio de espacios, se busca dar una vuelta a la “cultura electrónica”

PROGRAMA
07 Julio - Joaquín Urbina + Sunny Graves
14 Julio - Gnomalab + Pina
21 Julio - Machines Désirantes Buró + Caliza
28 Julio - Cris Busto + Roberto Lobo y Ernesto Avelino (Fasenuova)

Todas las sesiones en el patio del Musac, a partir de las 22h y con entrada gratuita.

martes, 26 de abril de 2016

los viajes de totoro - copenhague y malmo

Este año he ido de excursión a Copenhague y Malmö, dos ciudades preciosas del norte de Europa a las que aconsejo ir en los meses de primavera-verano. Son ciudades carísimas y van a su bola en todo, de hecho se han vuelto bastante oscurantistas con el tema de los refugiados sobretodo en Suecia así que es preferible llevar el pasaporte para cruzar en tren desde Dinamarca. Las dos ciudades están a unos 30' conectadas por un tren que pasa por un superpuente sobre el mar. A ver lo primero el viajecito, que se puede viajar a Copenhague en avión con Ryanair desde muy poco. Los Euros hay que cambiarlos en coronas en el aeropuerto y sales perdiendo... te vas a gastar pasta en Dinamarca y lo sabes! aun así merece la pena por que mola mucho y sí es cierto lo que dicen por ahí hay mucho moderno. El aeropuerto de Copenhague está comunicado con el City Center por un tren y en 25' te pones en la estación central. Desde ese mismo punto se va a Malmó también. Cerca de la estación hay numerosos hostels, la verdad es que ninguno demasiado bueno para los precios que tienen, puede que la opción sea mejor una AirB&B si no tienes coleguitas allí ** el barrio alrededor de la estación es curioso, se llama Vestebro y fue el primer barrio rojo de Europa, es bastante más sórdido y menos turístico que el de Amsterdam, lo curioso es que confluye el putiferio y tráfico y consumo de drogas duras, así como lo oís con la zona más hipster imaginable que es Kodbeyen y alrededores. En ese mismo barrio hay sitio bastante guay para comer que es el Apropos. La verdad es que en Copenhague se come muy bien y beber sobretodo cerveza cualquier otra cosa resulta prohibitiva. Hacen unos bocadillos abiertos llamados Smorrebrod que están bien buenos. Otro barrio interesante es Christiania, un paseo tiene aunque puede resultaros pelín decepcionante. Se llama la "ciudad libre de Christiania" un barrio autogobernado que no tributa en Copenhague. Tienes sus propias reglas, no correr por ejemplo y la comunidad de unos 1000 habitantes se autoabastece. En realidad es famosa por que dentro de sus límitres está permitido la compra/venta y consumo de drogas blandas por lo que al final todo deriva en una festival jipi pero bueno, los bares son más baratos y la gente agradable. La gente nórdica es muy agradable la verdad, será por que ganan mucha pasta y tienen miles de ayudas, por eso también tienen tantos niños.
Otra zona un poquito más alejada pero también de bares es Norrebro donde ponen un mercadillo los fines de semana y hay bastantes tiendas de ropa vintage y tal. También hay un cementerio donde está enterrado el escritor más famoso de Copenhague, Hans Christian Andersen. El centro está repleto de canales, palacios relaes, tienen guardia real como en UK y la Sirenita que está en el puerto y es donde me veis en la afoto.
Malmö es chiquito pero una ciudad medieval que bien merece una visita sobretodo a su casco antiguo. Luego cerca del mar se levanta una ciudad modernuqui donde destaca el rascacielos curvo diseñado por Calatrava O.o allí es mejor pagar todo con tarjeta por que si no hay que cambiar de moneda de nuevo. Me pareció pasar por unas oficinas de IKEA y hay muchos parques y tantas bicis que hay tráfico de bicis!!! y creo que ya nos cuento más esta vez.  Ahhhh si vais en domingo a Copenhague comer en el Copenhague Strret. Food Market, un espacio de lo más animado que si pillais tumbona y sol ya es la maravilla de las maravillas.