viernes, 26 de marzo de 2010

y will more...finalmente ¡vino!

Ayer en la encorsetada Academia del cine español pasó algo raro, extraño, peculiar, maravilloso, arrebatado, único y es que gran parte del equipo de la película, Arrebato, se juntó en una mesa redonda para hablarnos del genio, el gran ausente, 30 años después del estreno.
Estaban viejos, emocionados, graciosos y quisquillosos, todos! es decir, Eusebio Poncela, en plan marica mala intentando no juntarse con el resto de participantes, es divo, Antonio Gasset, sobreactuado a su bola y riendose de la presencia femenina, a su lado, Helena Fernán Gómez, enamorada platónica de Iván en su juventud, hija de... musa inspiradora del underground madrileño en los 80 y doblada en la película por Pedro Almodóvar, Augusto M. Torres, el productor, con el mismo discurso de siempre " Y si Arrebato hubiera tenido más éxito y si a Iván no se le hubiera condenado al ostracismo..." Jaime Chavarri, gran amigo, elemento conciliador de la mesa y aix! por fin él, él esperado, después de una larga ausencia, después de más de 20 años viviendo en Miami. Qué miedo y qué nervios, tener delante a Will More, al tierno Pedro al autentico alterego y muso de Iván. Estaria gordo, hortera y con botox después del exilio americano, nos preguntabamos... pero no, apareción, con su delgadez extrema, elegancia innnata, sentido del humor entre finisimo y naif, la misma voz, incluso un poco Zuluetalizado en el pelo, como una aparición y habló de la película, de los cortos en Super8 de lo qué se reía con Iván, de sus viajes en vespa por las islas pitiusas, de la casa de San Sebastian, de unos toboganes en Berlin y una estancia en Marruecos qué acabó en la cárcel, anecdotas entre divertidas y finalmente patéticas o tristes por que él, ya no está y su muerte fue realmente inesperada. Un espectáculo, cuanto menos.
En el marco de la Academia donde normalmente rinden culto a Amenabar y cosas por el estilo, por fin se dignaron a organizar una exposición maravillosa de carteles e ilustraciones más una serie de proyecciones qué incluyeron, Un dos, tres... El útimo grito, Párpados y el día 24 de marzo, pantallón de Arrebato con una sala llena y entregada, por fin!!+ el cortometraje-Frank-Stein. Todo todo en definitiva un homenaje al CINE con mayusculas y vino él, Will More. Más fotos del evento por aquí.
Después contaros qué nos fuimos a tomar absenta y cockteles. La noche lo merecia.

1 comentario:

manu dijo...

Buenas. Una noche de absenta con Will More, me muero de envidia. Y una entrada preciosa, casi estaba en la sala extasiado mientras leía; y todo por Will. More, please. Hasta luego.